lunes, 17 de enero de 2011

Salva.


Hace días no escribo. He pasado por una situación difícil, pero la mano de Dios nunca me dejó. No podría vivir sin Él.
*Ahora conozco que Jehová salva a su ungido.
Lo oirá desde sus santos cielos
Con la potencia salvadora de su diestra.*
SALMO 20:6

No hay comentarios.:

Publicar un comentario